Nada existe oficialmente hasta que se publica en el BOE, y por eso existen los sabuesos del periodismo que huelen cada mañana las decisiones que toma el Gobierno poniendo su nariz encima delBoletín Oficial del Estado. Hace unos días el Gobierno concedió otro puñado de indultos, y escaldado como está el gato, alguien se tomó la molestia …