El Tribunal Supremo ratifica la condena de 7.000 euros impuesta a la concejala Datxu Peris tras la denuncia interpuesta por la familia del matador Víctor Barrio, que fue asistida por un abogado de la Fundación Toro de Lidia

El colectivo No Callarem València ha abierto una caja de resistencia para ayudar económicamente a Peris

 
 
Llegamos a conocer muchos detalles de la vida privada del piloto de Lufthansa. Llegamos a conocer los nombres y apellidos, las caras, los estudios, las circunstancias profesionales y familiares de muchas de sus víctimas. Excepto las personas vinculadas con todos ellos, la mayoría ya los hemos olvidado, pero durante varios días ocuparon nu…

 

Las dos palabras que dan título a esta columna se refieren a hechos que no debieran producirse en un estado de derecho, en una sociedad evolucionada. Sin embargo, tortura y represión es lo que se ha ejercido y fomentado en los últimos días en nuestro cada vez más violentado país. Escribo con indignación, pero sobre todo con una profunda…

 

Como considera la acusación particular, la pérdida del sumario sobre la destrucción de los discos duros de Bárcenas conlleva “demasiadas casualidades”. Dos cajas, tres tomos, 1.000 folios no son tan fácilmente despistables y, en todo caso, se habrían tenido que custodiar como oro en paño. El oro de la dignidad de un país protegi…

Soy de las que no les gusta el fútbol. No me refiero al juego (he visto un par de partidos y, sí, comprendo el interés que suscita como tal –aunque se me escapa que ese interés sea tan excesivo, sobre todo comparado con el escaso o nulo interés que suscitan otras actividades-). Lo que no me gusta del fútbol es todo lo demás. Principalment…

Que vayan ya 36 mujeres asesinadas en España en lo que va de año es una cifra escalofriante que pondría en alerta máxima a cualquier gobierno si las víctimas fueran 36 políticos o 36 ejecutivos o 36 futbolistas. Una barbaridad que tendría al país en vilo. Pero son 36 mujeres, así, en general, como una masa difusa, abstracta, que se difu…

Crecimos viendo a unas señoras que daban vueltas a una plaza con un pañuelo blanco en la cabeza. Era una llamada de atención silenciosa y escalofriante: cada una de esas mujeres maduras portaba una foto, en blanco y negro, de una chica o un chico, muy jóvenes. Eran las caras de sus hijas e hijos desaparecidos: secuestrados, torturados y asesin…

 
Asfixiado por las deudas, en plena noche de verano se quitó la vida Gustavo Arguellas Calvo. Empujado al abismo por la desesperación, no pudo volver la cabeza para mirar a sus dos hijos, de 11 y 3 años, ni para hallar una última dosis de fuerza en los ojos de su mujer. Con ella y con las compañeras de Stop Desahucios Granada había tratado …

En mi barrio hay una plaza encantadora, con suelo de tierra e hileras de plátanos frondosos. Todo su perímetro está delimitado por una doble fila de setos, y se divide en dos: una zona donde juegan los niños y otra donde tradicionalmente los vecinos disfrutamos sin restricciones del esparcimiento con nuestros perros (un oasis en una ciudad don…