Un año más hemos asistido a la deplorable parafernalia de la Lotería Nacional. Lo que más enerva es la reiteración, calcada año tras año, sin variantes: el estúpido sonsonete de los niños de San Ildefonso; los chubascos de cava malo; las inefables declaraciones de los ganadores, que gracias al premio “taparán agujeros”…
El juego es…

Son las vacaciones veraniegas un espacio-tiempo ineludiblemente vinculado al azúcar. En la playa, en la costa, en las localidades costeras dedicadas al ocio, la superabundancia y omnipresencia de productos azucarados, sean bebidas, refrescos o helados, es un hecho tan clamoroso como ignorado. ¿Se imaginan un verano sin azúcar? ¿Cuál fue el ú…