Se trata de una historia que recomendamos para niños de 6 años en adelante, que preferiblemente tengan un cierto bagaje lector que les conecte con mayor intensidad con la historia relatada. A partir de esa edad, puede dar el salto perfectamente a la categoría de libro ilustrado juvenil e incluso para adultos, a los que no decepcionará en ningún caso.