…ahora que el Betis empezaba a levantar cabeza llega una jueza que no debe tener nada mejor que hacer y empapela a su goleador Rubén Castro. Y total, por cuatro hostias, literal, cuatro, lo dice la propia jueza, que lo único que hay son cuatro agresiones físicas y un mensaje maleducado al móvil del putón, pero sin mayor trascendencia, p…