La batalla contra el capitalismo comienza por cuestionar ese estilo de vida que nos impone la publicidad.
Existen alternativas al consumo tradicional: comprar en una cooperativa, participar en un banco de tiempo, pasarse a la banca ética o promover el consumo colaborativo.

 
Lo supo ver Carlos Marx hace un siglo y medio y lo llamó fet…