Sería ingenuo pensar que a unos radicales yihadistas les vamos a convencer de no serlo, pero podemos combatirles y anularles con los instrumentos legales que ya existen en nuestros ordenamientos jurídicos

Para luchar contra el yihadismo no necesitamos ni guerras contra el terror, ni recortes de libertades, ni bombardeos indiscriminados

Los bru…