Arde Troya. Y la culpa, como siempre, es de la Helena de turno…

El feminismo incita al odio contra los hombres. Las feministas son todas unas resentidas.Malfolladas. Lesbianas -¿qué tendría de malo?- porque no las aguanta ningún hombre -ah, que la parte mala era esta-. Feas, con una buena mata de vello axilar por decirlo suavemente, sucias,…