Vergüenza. Siento una enorme vergüenza. Hoy ser hombre es especialmente vergonzoso. No sé ni como escribir esto, no me salen las palabras.
Será mejor contarlo como lo he vivido… como lo he sentido.
Esta mañana esperaba a Esther, mi pareja y a su madre, en una cafetería. Porteaba a Aitana, mi hija de 3 meses. Como no tengo televisión ni co…