La producción de animales supone la mayor contribución al cambio climático y es el principal factor de desigualdad en el acceso a alimentos básicos y de pérdida de biodiversidad, además de implicar en sí misma una aberración. Dejar de comer animales no es solo una obligación para quien se considere animalista sino también para quien se pr…