“Una donante de sangre puede salvar a un niño. Una donante de óvulos lo trae al mundo. Siente el orgullo de ayudar a ser madre. Te compensamos económicamente por tu tiempo y las molestias”. La estrategia de marketing de las clínicas reproductivas, perfecta a la vez que perversa, alimenta un negocio en auge que exige la respuesta del movimie…