Sr. Domingo: a las mujeres nunca, ni en los ochenta ni en los noventa ni en el siglo XIX nos ha gustado que abusen de nosotras, ni sexual ni de ninguna otra manera; ni que nos toquen ninguna parte del cuerpo sin nuestro permiso; ni que nos impongan las relaciones sexuales como chantaje para nada; ni que nos violen, en general.

Quiero reivindicar la honestidad, la lealtad, el diálogo, la escucha de verdad, la construcción colectiva y el amor político –amor por la vida y por la gente– como valores básicos para construir un movimiento fuerte y potente

Sembla que les últimes manifestacions de col·lectius cívics sobre l’expansió del Port de València no han estat ben rebudes per la direcció de l’Autoritat Portuària de València ni tampoc per vosté mateix. Manifestacions que han coincidit amb altres qualificades veus del món acadèmic, polític i social de la ciutat.

El mayor reto de la izquierda no consiste en ganar adeptos a su causa. Se trata de algo más humilde pero más radical: conseguir que las personas sean capaces de ‘imaginar’ un modelo de vida distinto del capitalista