Ninguna de esas ideas que defiende la derecha tiene que ver con lo que realmente proclama el feminismo ni es verdad que las políticas feministas tengan los efectos que le achacan. Es una burda caricatura, o más bien una simple mentira, afirmar que el feminismo equipara a todos los hombres con maltratadores o violadores

La imagen de Ala’a Salah, subida a un coche y cantando proclamas contra el régimen, pone voz y rostro a las manifestaciones contra la dictadura de Omar al Bashir. Su túnica blanca representa a las mujeres trabajadoras y sus pendientes dorados con forma de luna son símbolo de la tradición sudanesa. Sudán afronta su quinto mes de protestas, la jornada del lunes terminó con un soldado muerto que trataba de proteger a los manifestantes

Mujereando es un proyecto teatral dirigido por una trabajadora social que ofrece un refugio seguro y un espacio de comprensión a mujeres que viven en las calles

“De las 47 mujeres que han pasado, las 47 han sido víctimas de violencia machista”, explica Carmen Tamayo, que presenta este jueves la obra El quejío de una diosa en Matadero a las 20h hasta completar el aforo

El Tribunal Supremo ratifica la condena de 7.000 euros impuesta a la concejala Datxu Peris tras la denuncia interpuesta por la familia del matador Víctor Barrio, que fue asistida por un abogado de la Fundación Toro de Lidia

El colectivo No Callarem València ha abierto una caja de resistencia para ayudar económicamente a Peris

Las condiciones laborales actuales hacen que la norma española pueda estar discriminando por razón de sexo a las empleadas del hogar, según un estudio de la Fundación Alternativas elaborado por la investigadora Arantxa Zaguirre.Los sueldos de las empleadas domésticas representan, de media, el 44% del salario promedio de la economía, “lo que explica las tasas diferencialmente altas de riesgo de pobreza y exclusión social” del colectivo.Es el único trabajo donde el despido puede ejercerse sin causa, solo por “desestimiento” del empleador, algo que, señala el informe, está prohibido por la Organización Internacional del Trabajo.

Carmen Juares fue interna en una casa nada más llegar a España. Es activista, migrante y coordinadora de Mujeres Migrantes Diversas

“Hay muchas mujeres que, por no tener papeles, no se sienten personas, ciudadanas, con derechos y por eso la gente abusa”, denuncia

Pide al próximo Gobierno que ratifique el convenio de la OIT, que equipara los derechos de las trabajadoras del hogar con los del resto, y que salgan del régimen especial de la seguridad social