El amigo Josep Vicent Marqués, en un cuento en el que se caía al vacío cogido de los tobillos de una azafata que colgaba de un paracaídas, decía: “Si miraba para arriba, me daba vergüenza; si miraba para abajo, me daba vértigo”. Pues eso es lo que nos pasa a muchos de nosotros, que entre la vergüenza y le vértigo, no sabemos dónde mi…

Evitar que el centro histórico se convierta en un lugar de paso para los coches supondría un importante estímulo para la vida urbana.

Una ley autonómica necesaria, aunque tardía -la de movilidad de 2011- ha obligado a los municipios mayores a elaborar planes específicos para tratar de acercar la movilidad a la sostenibilidad, toda vez que …