Corría el año 1963 cuando la cantante y activista sudafricana Miriam Makeba se plantaba en la sede de la ONU y denunciaba las atrocidades del régimen del apartheid. Sus canciones, en la línea del discurso promulgado en dicha sede, han dado la vuelta al mundo y agitado las conciencias de millones de personas.

Opinar por opinar, o como decimos en valenciano parlar per parlar, es lo que se lleva. Si tuviésemos que utilizar otra expresión popular para definir esto lo concluiríamos con que «la ignorància és la mare de l’atreviment».

La catedrática británica de Estudios Clásicos y divulgadora histórica Mary Beard pide que sea el poder el que se transforme y no que las mujeres se adapten a una concepción masculina del poder. “En el mundo antiguo encontramos a muy pocas mujeres artistas, con historias que han sido olvidadas y que hay que rescatar”, asegura. Beard recibió la semana pasada el título de doctora Honoris Causa por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) en un acto en el Ayuntamiento de Barcelona.

.