Desde el año 2000, la prostitución está totalmente despenalizada y regulada en los Países Bajos. Se calcula que hay de 20.000 a 30.000 mujeres prostitutas en todo el país, de las cuales dos tercios son extranjeras. A pesar de que uno de los objetivos, que supuestamente se persigue mediante la regulación es acabar con la trata de personas para explotación sexual, la misma ha seguido manteniéndose e incluso ha aumentado en el país.

Taina Bien-Aimé, directora de la Coalición contra la Trata de Mujeres (CATW), ha visitado España para participar en un congreso contra este tipo de “esclavitud moderna” que, según la ONU, es la más frecuente.La experta apuesta por el modelo abolicionista de la prostitución y las multas a clientes. “No puedes ser feminista y estar en contra de la violencia de género, pero no de la prostitución”, asegura sobre el debate a este respecto en el feminismo.

.